El exceso del uso de la tecnología es malo, y más cuando se trata de niños, entérate por qué